Derecho, economía & negocios

Foda personal

Kevin Roberts, el CEO mundial de Saatchi&Saatchi, en su libro “Lovemarks” empieza con la oración: Yo nací optimista. Tres palabras que juntas te hacen preguntarte: ¿Yo también?  ¿Optimista yo?

Por: Yessica Centty

Ser optimista es un empuje para la vida personal y profesional. Desde siempre hemos visto o nos hemos rodeado de oportunidades o amenazas, y nuestros allegados nos han dado a conocer (si no sabíamos) nuestras fortalezas y debilidades. Con el tiempo estas 4 palabras formarían el FODA, matriz importante para las empresas y para las personas pues pueden llevarte a retroceder, avanzar  o estancarte.

Para los estudiantes de la carrera de Administración y Marketing de la UPC, desde el primer ciclo tienen conocimiento de esta matriz en distintas clases. FODA, o SWOT en inglés, es aquella matriz que hará hincapié en los puntos a mejorar y los puntos a relucir de nuestros productos o servicios hacia nuestros clientes. Pero antes de trabajar en una empresa, ¿no deberíamos de conocer nuestro FODA personal?

Al ir a una entrevista de trabajo nos suelen preguntar por nuestras debilidades o nuestras fortalezas. Muchas veces se suelen responder debilidades “tipo” como perfeccionista: ¿alguna vez la nombraste? Y realmente: ¿eres perfeccionista? Lo mejor y más recomendable es conocernos y saber cuáles son nuestras debilidades para trabajar en ellas y nuestras fortalezas para que nos den seguridad y poder utilizarlas. Ambas nos dan la posibilidad de conocernos, ya que ambas son internas.

Por otro lado, las oportunidades y las amenazas son externas a la persona. Mientras más nos conozcamos, sabremos ver las oportunidades como tales y no tener miedo para luego terminar viéndolas  como amenazas. A quién no le ha pasado decir: no estoy preparado para ese puesto. Qué miedo. En vez de decir: aprendo rápido, pruébame y demostraré que soy bueno.

Kevin Roberts obtuvo uno de sus primeros trabajos en Mary Quant. Lo obtuvo no por su conocimiento de moda, sino porque la empresa estaba creciendo más allá de Londres (Europa) y Kevin tenía dos fortalezas: Sabía español y sabía francés. Utilizó sus fortalezas al ver la oportunidad de expansión de la marca. No sabía nada de moda, pero pensó en aprender todo lo que podía y así lo hizo. Hoy es un “gurú” en el tema de Marcas.

Y tú, ¿ya hiciste tu FODA personal?

Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Cerrar
Cerrar

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios
A %d blogueros les gusta esto: